Blog

Los sánguches peruanos más famosos

Al peruano también le gusta los sánguches, y como es de esperar nuestra gastronomía tiene algunos muy emblemáticos y deliciosos.

La butifarra (pan con jamón del país)

Es probablemente el más popular de los sánguches peruanos. La simple pero acertada combinación del tradicional jamón del país con salsa criolla (cebolla y ají) en un pan de piso. Un sencillo pan con jamón, se convierte en un clásico entre los sánguches. Sin duda el jamón juega el papel protagónico y es donde la competencia empieza.

Pan con chicharrón

Otro de los clásicos que dejó desde hace mucho tiempo ser exclusivo de los desayunos peruanos. Un sabroso pan con chicharrón de chancho, camote frito y salsa criolla. Como es de suponer, del sabor del  chicharrón dependerá del éxito de este sánguche.

Pan con pejerrey o chimbombo

Nació en el puerto del Callao y hoy es otro de los más populares. Un pan con pejerrey arrebosado y su infaltable salsa criolla. Simple pero delicioso y levantador, combina bien con un buen vaso de cerveza bien fría.

Pan con lomito ahumado

Probablemente el más nuevo de esta lista, pero poco a poco se ha ganado popularidad y hoy es un infaltable entre los mejores sánguches peruanos. Un pan con lomito ahumado y para los que les guste su salsa criolla. Al igual que el de chicharrón y jamón, el protagonismo recae en el lomito y su preparación.

Dónde comer todos los mejores  sánguches peruanos

Hoy en día Lima tiene muchos lugares donde comer sánguches, pero en pocos encontraremos estas cuatro estrellas. Uno de estos lugares es la Antigua Taberna Queirolo, que tiene en su carta todos estos sánguches, algunos ya célebres entre los asiduos comensales. Los piden para acompañar sus bebidas como piqueos o en los desayunos; a decir verdad a toda hora viene bien un buen sánguche peruano, claro con su ajicito más.

El pan con jamón del país o butifarra, ya es un clásico en la Taberna Queirolo, preparado con una receta casera desde hace muchos años; así pasa con el pan con pejerrey, crocante y en su punto; cosa aparte el el pan con lomito, jugoso y con la carne en su punto; el pan con chicharrón merece una mención a parte, preparado con carne de cerdo de la mejor calidad y en una generosa presentación.

RESERVAR AHORA